Construcciones Yamaro: Conoce la historia de la peregrinación de la Divina Pastora

Una vez más, y como cada 14 de enero, millones de feligreses rinden tributo a la virgen de la Divina Pastora, patrona del estado Lara, en una procesión que este año cumple 164 años y que cada vez concentra a más creyentes.

El recorrido de la virgen comenzará en la Iglesia de la parroquia Santa Rosa con rumbo a la Catedral Metropolitana de Barquisimeto. Posteriormente visitará las 52 parroquias de la ciudad, tres Vicarias y dos iglesias filiales, para finalmente emprender el regreso a su santuario el Sábado de Concilio.

El recorrido es de casi 8 kilómetros, pasa por la avenida Lara hasta la Plaza Macario Yépez y continúa por la Avenida Morán para culminar por todo lo largo y ancho de la avenida Venezuela de Barquisimeto, donde se le ofrecen diversos actos culturales y musicales hasta su entrada a la Catedral larense.

Es una jornada llena de fervor y fe mariana.

Una promesa cumplida

La procesión de la Divina Pastora se remonta a la historia del pueblo de Santa Rosa, en el estado Lara, cuando en 1736, y por una hermosa coincidencia, la virgen llegó al pueblo de Santa Rosa, pero en realidad esperaban una imagen de la Inmaculada Concepción.

El párroco intentó devolverla, pero una vez instalada en la iglesia, la virgen se negó a ser movida, se volvió sumamente pesada para cargarla, así que los feligreses interpretaron que la Divina Pastora quería quedarse con ellos.

Para 1812 un fuerte terremoto sacudió el templo donde era venerada. La Iglesia quedó devastada, pero la virgen se mantuvo intacta, lo que reforzó la creencia de los fieles de que la Virgen se quedaría con ellos por siempre.

Posteriormente, durante la epidemia de cólera que azotó al país a mediados del siglo XIX, el padre Macario Yépez, párroco de Santa Rosa, pidió sacarla en procesión por las calles de Barquisimeto en 1855 como último recurso para pedir que se detuviera el cólera.

Y durante dicha procesión, Yépez -quien estaba afectado por la epidemia- pidió la infinita misericordia de la virgen de ser el último en morir por la enfermedad, y así ocurrió, pues desde ese día comenzó a detenerse el cólera en el país.

Es por eso que cada 14 de enero se realiza esta multitudinaria y fervorosa procesión a la Divina Pastora.

Monumento Manto de María Divina Pastora

Para honrar aún más la devoción de la virgen, en la Colina del Viento -uno de los lugares más privilegiados del estado Lara- se erigió el monumento Manto de María Divina Pastora, una obra cinética de concreto con más de 60 metros de altura y compuesta por 523 líneas, con unos trece mil metros lineales de aluminio fabricado y procesado en la entidad.

En el desarrollo de esta obra (que es además un punto turístico de referencia en el occidente del país, sobre todo en vísperas de su procesión) participó Construcciones Yamaro. El trabajo fue posible gracias al respeto y la tradición de los feligreses, elaborado para fortalecer la fe en la excelsa patrona y pedir cada día su protección.

Pasquale Iachini y Alfonso Marozzi; sus hijos, Armando Iachini, Fiorindo Marozzi , Antonio Iachini  , Paola Marozzi  y Gabriel Iachini se unen , una vez más, a la celebración del pueblo larense y la importancia de la fe en la Divina Pastora.

Lee también: Construcciones Yamaro Celebró 50 Años De Operaciones En Familia