Armando Iachini: Accidentes por electrocución – Un riesgo laboral

La electricidad se ha vuelto indispensable para realizar todas nuestras actividades diarias, y al tener un fallo de energía eléctrica quedamos completamente incapaces de hacer nuestro trabajo y se nos resulta difícil de entender cómo era la vida sin ella. Seguramente, este sea el descubrimiento que ha producido mayor cambio en la humanidad, pero también se ha convertido en un riesgo laboral sobre todo en las construcciones.

En todas las obras de construcción se requiere del fluido eléctrico para operar maquinarias, iluminar espacios, conectar equipos y herramientas indispensables para realizar las tareas encomendadas. Muchas veces la presencia de cables eléctricos dentro del entorno laboral puede ocasionar un accidente por electrocución que no siempre resulta mortal, algunos accidentes eléctricos resultan casi imperceptibles o pueden producir conmociones leves y momentáneas.

Pero otras veces resultan peligrosas ya que el trabajador que sufre una descarga eléctrica puede experimentar quemaduras graves, dificultad para respirar, problemas cardiacos, daños en órganos internos, disminución de la visión, el habla y la audición, igualmente puede presentar traumatismos por caídas como consecuencia de la electrocución.

Construcciones Yamaro, como parte de su Responsabilidad Social Empresarial, señala las causas que pueden desencadenar un accidente por electrocución

1.- Cables desprotegidos o en mal estado: En ocasiones los cables eléctricos se encuentran en mal estado debido a desgastes o por mordeduras de roedores.

2.- Aparatos y herramientas eléctricas defectuosas: Usar herramientas como taladros eléctricos, soldadores, corta tubos, sierras, entre otras que tengan algún desperfecto puede ser muy peligros.

3.- Líneas de alto voltaje: No se necesita que el trabajador tenga un contacto directo con ella para que se origine un accidente, solamente con que se produzcan algunas chispas pueden provocar un arco voltaico o descarga eléctrica que puede ocasionar un incidente peligroso.

4.- Instalaciones eléctricas antigua: Las instalaciones eléctricas muy viejas no suelen resistir la gran corriente eléctrica que tenemos hoy en día, por lo cual son generadoras de una sobrecarga eléctrica ocasionado un accidente.

5.- Autoinstalaciones eléctricas: Los trabajadores pueden hacer ellos mismos una instalación eléctrica sin tener los conocimientos adecuados, lo que ocasiona un cortocircuito y puede desencadenar una descarga eléctrica.

6.- Sobrecarga: Al tener varios aparatos y máquinas funcionando al mismo tiempo y además conectados a una misma toma de voltaje, puede originar un sobrecalentamiento en el cable, deteriorándolo y así aumentar el riesgo de tener un accidente.

7.- Manipulación de elementos eléctricos con las manos húmedas: El manipular herramientas o cables con las manos húmedas es un factor determinante para que se produzca una electrocución, lo mismo ocurre en aquellos ambientes en donde hay derrames de agua.

Un trabajador que padezca un accidente de electrocución puede no tener la misma calidad de vida que tenía anteriormente, por eso es importante que, dentro de la construcción, se cumplan las normas de seguridad.