¡NO TE LO PIERDAS!: Una ciudad nómada que reverdece el Sahara

Armando Iachini

Malka Architecture desarrolló el proyecto The Green Machine, una plataforma móvil que está fusionada con una ciudad industrial que se encarga de regenerar los paisajes secos y áridos, para dotarlos de tierra fértil, ofreciendo a las poblaciones locales comida y agua.

El Sahara se ha convertido en una nueva fuente de investigación y estudio para diversos sectores, entre ellos el agrícola, interesado en aprovechar las riquezas de esta tierra. The Green Machine forma parte de este concepto, que fue desarrollado en conjunto por Tachar Bouhaya Architecte y Tristan Spella Infographist.

 Armando Iachini

Este proyecto, podría producir veinte millones de toneladas de cultivos cada año. Además de los beneficios en materia de producción agrícola, nos encontramos de cara a un proyecto arquitectónico sustentable y futurista, con capacidad para desarrollar viviendas, escuelas, restaurantes comunitarios y áreas de recreación.

 

[Armando Iachini] comenta que muchos consideran que el desierto del Sahara es un área rica en recursos no explotados, zona que además tiene una influencia considerable sobre la superficie del planeta, ya que se trata de una extensión de tierra de cuarenta millones de kilómetros cuadrados.

 

De cara a los propósitos que se ha trazado la ONU para el siglo XXI, The Green Machine juega un papel crucial, pues se trata de una ciudad nómada, enfocada principalmente en la actividad agrícola e industrial, que se encarga de regenerar aquellos sistemas deficientes, permitiendo el desarrollo de la permacultura.

 

The Green Machine se basa en el uso de unas máquinas con orugas, capaces de desplazarse en cualquier tipo de terreno. Los arquitectos que desarrollaron este interesante proyecto, se inspiraron en las plataformas desarrolladas por la NASA para transportar cohetes desde la fábrica hasta la plataforma de lanzamiento.

Armando Iachini

La ciudad nómada que comenzará a viajar por el Sahara es energéticamente autónoma y se provee de todos los elementos hostiles que caracterizan al desierto: el potente sol, el viento y la gran amplitud térmica que hay en esta zona del planeta entre el día y la noche.

Para su sustentabilidad está dotada de globos que producen agua mediante la condensación del aire, torres solares que aprovechan al máximo la energía que brinda el astro, y una tecnología sorprendente, que permite que esta enorme ciudad nómada, lleve nueva vida a cualquier rincón del desierto.

Por Armando Iachini

Artículos Relacionados