Los primeros pasos de Construcciones Yamaro

Armando Iachini

Como toda historia, bien sea de vida, de amor o de cualquiera que sea la temática, tiene un inicio y Construcciones Yamaro no es, indudablemente, la excepción. Desde que salió al mercado con el primer camión adquirido por los fundadores en la década de los años 50, fue paulatinamente buscando negocios y cerrando contratos y obras pequeñas en el interior de Venezuela. O lo que es igual, a que fueron realizando trabajos conforme podían dentro de sus capacidades en lo que a maquinarias se refiere.

Armando Iachini

Dichas maquinarias se compraron a través de créditos otorgados por instituciones de la competencia que les facilitaban otras empresas mucho más grandes para la época. Conforme fue amortizando cada una de las inversiones realizadas por la constructora en equipos para poder operar en el mercado, fue ganando posiciones fuera de la urbe de Caracas, para poder aportar con sus obras, un aporte al desarrollo vial, en el sector de las construcción de edificaciones, entre otras ramas inherentes a su target.

Armando Iachini

Sus inicios fueron como una empresa sub – contratista dentro de obras de envergadura mediana, donde fueron sus “pasantías prácticas“. El haber adquirido esta experiencia, y como buen alumno, logró tomar nota de cada uno de los aspectos a considerar en el ámbito logístico. De igual manera, permitió conocer al detalle, todo lo que involucra el levantamiento de una construcción, sea cual sea su tipo.

Armando Iachini

A finales del siglo XX, en la década de los 90, la empresa comenzó a vivir una fase de transformación de micro a macro a una velocidad trepidante, alcanzando un mayor crecimiento, y fue donde todo, finalmente, comenzó.

Logró la adquisición de plantas de asfalto, y ya de forma inevitable, tenía la capacidad de poder ofrecer soluciones inmediatas en la construcción de nuevas vías. y hoy en día, el tener dentro de su patrimonio una tecnología de primera línea y garantizar una obra ecológica, de calidad y duradera en el tiempo. Esta premisa es ejemplo en la actualidad para sus competidores.

Artículos Relacionados