Armando Iachini: ¡IMPORTANTE!El rol de las constructoras frente al medio ambiente

Armando Iachini 

En todos los países el sector construcción se ubica como uno de los motores de desarrollo, debido a su capacidad para generar empleos directos e indirectos y su importancia en la evolución de la sociedad, la cual se beneficia de las innovaciones que surgen en este ramo y de la aplicación de nuevos métodos que fortalecen las obras y les proporcionan mayor durabilidad.

Armando Iachini

El impacto que las acciones del hombre generan sobre el medio ambiente es abrumador, por eso es necesario diseñar mecanismos que disminuyan los efectos negativos sobre el entorno y generen mayor calidad de vida a la ciudadanía. Las empresas constructoras están en la obligación de aplicar sistemas y procedimientos que produzcan menor daño al ecosistema, es por eso que se debe pensar en tecnologías amigables con la naturaleza.

La tendencia a trabajar a partir del reciclaje se hace cada vez más sólida en distintas áreas, pero en el sector construcción toma mayor protagonismo, debido a que los desechos son aprovechados para  minimizar el impacto contra el medio ambiente. El manejo de escombros es responsabilidad de cada empresa, por lo tanto la clasificación de los residuos contribuye a preservar el medio ambiente y proporciona orden en las áreas de trabajo.

Otras de las obligaciones del sector construcción está en la aplicación de planes para optimizar el uso de los recursos hídricos y disminuir el consumo de agua potable, por eso cada vez son más las empresas que aprovechan el agua de lluvia o reciclada para disminuir el consumo de agua potable, lo cual también se refleja en la reducción de costos por concepto de servicios básicos.

Armando Iachini

Cuando se trata de servicios, las constructoras no pueden olvidar el uso racional de la energía eléctrica, por eso es necesario reducir de manera efectiva los requerimientos energéticos con la incorporación de tecnologías, materiales y prácticas ecológicas como el uso de iluminación por horarios.

Por Armando Iachini

 

 

 

 

Artículos Relacionados