Construcciones Yamaro es más que una empresa

En Venezuela, hacer el ejercicio de imaginación de poder encontrar factores comunes y hasta no comunes entre la responsabilidad social con el sector de la construcción, a simple vista, se puede tildar de “descabellado”. Muchas personas opinan que tal asociación carece de sentido común. La realidad, es que más estrecha no puede ser su relación en la actualidad.

Un trabajo que comenzó como un valor agregado, está siendo una tendencia en la construcción.

Un trabajo que comenzó como un valor agregado, está siendo una tendencia en la construcción.

Construcciones Yamaro ha adoptado, desde tiempos recientes, la cultura organizacional de que en cada una de sus obras, desde el momento que se cierra el acuerdo con su contratista para realizar una obra debe estar siempre presente el contribuir con el medio ambiente. Motivado a causas de distintas índoles, el sector de la construcción se llegó a considerar como el principal responsable de la mitad de los recursos naturales y de los residuos industriales, orgánicos e inorgánicos, que se generan luego de la fabricación de una obra.

En su constante lucha por no dañar el ecosistema, sea cual sea el entorno en que se encuentren trabajando en una obra, la empresa mantiene su postura de no usar sustancias que pudiesen ser dañinas para los empleados y personas que rodeen la construcción, y aquellos elementos de la naturaleza que tengan a su alrededor. Por tal circunstancia, Construcciones Yamaro ha sido pionera y ejemplo a seguir para sus competidores, de no utilizar productos que emitan algun residuo generador de contaminación que puedan perjudicar a personas, animales y plantas cercanas.

A un ritmo frenético (mensual, semestral y anualmente) son cada vez más las compañías constructoras las que se están sumando a la iniciativa de Construcciones Yamaro a su forma de trabajar, de contaminadora en potencia a ser un agente ecológico, y minuciosamente realizan estudios para conocer cuáles productos, materales y hasta anticorrosivos poder emplear para contribuir a la buena causa de mermar el daño ambiental.

Artículos Relacionados